High Schools 
estudiar high school en canada

    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando el corazón.

    CÓMO ES UN HIGH SCHOOL EN Canadá

    Estudiar High School en Canadá

    Estudiar High School en Canadá

    Estudia High School en Canadá

    Estudia High School en Canadá

    Estudiar High School en Canadá

     

    Los colegios canadienses ofrecen a los estudiantes que empiezan los Grados 9 (equivalente a 3º de ESO en España) continuar con los estudios hasta Grado 12 (equivalente a 2º de Bachillerato) para completar los requisitos necesarios para graduarse y obtener el High School Diploma, equivalente al título de Bachillerato.

    El número de estudiantes de un High School varía en función de la ubicación y la provincia, pueden tener desde poco más de 100 estudiantes hasta más de 1.600. Independientemente de dónde estén ubicados, los institutos canadienses ofrecen una amplia oferta académica y una excelente calidad educativa.

    Cuentan con instalaciones modernas, y están divididos por secciones de ciencias, arte, sociales, idiomas y talleres profesionales bien diferenciadas. Los pasillos son amplios y largos.

    Deportes en el High School de Canadá

    Todas las escuelas en Canadá tienen también instalaciones deportivas, que suelen contar con un polideportivo en el que realizar deportes a cubierto durante las temporadas de otoño e invierno, como baloncesto, voleibol o bádminton, e instalaciones al aire libre para realizar deportes como fútbol, fútbol americano, rugby, lacrosse, hockey hierba, cross country o atletismo. Algunos colegios incluso tienen pistas de hockey hielo, pistas de tenis o piscina cubierta.

    La amplia mayoría de las escuelas de secundaria de Canadá han sustituido los libros por ordenadores portátiles. Los estudiantes tienen acceso a internet en todas las instalaciones del centro para facilitar el acceso a los contenidos y deberes de las clases y entregar trabajos.

    estudiar high school canada

    Los profesores de Canadá

    Los profesores están altamente cualificados y emplean todo tipo de métodos de enseñanza. Saben que su labor es que el estudiante aprenda y que entienda los conceptos que se están explicando y los sepa aplicar. Por ello, ofrecen una metodología basada en llevar a la práctica conceptos teóricos. Entienden que no todos los estudiantes aprenden de la misma manera, ni al mismo ritmo. Por eso, no es de extrañar que un profesor de matemáticas te pida a tirar a canasta para explicarte los diferentes tipos de ángulos cuando estés estudiando trigonometría, ni realizar multitud de prácticas en los laboratorios de ciencias. Se valora la evolución y el rendimiento académico de un estudiante a lo largo de la asignatura, su participación en clase, llevar el trabajo al día y entregar los trabajos a tiempo. Al final del semestre (o del año, según el caso) el estudiante realiza un examen final, que rara vez supera el 30% de la nota global de la asignatura.

    Las clases en Canadá

    Los horarios de los High Schools canadienses incluyen, además de las asignaturas, una clase de tutoría (comúnmente conocida como study hall) en la que los estudiantes están con diferentes profesores de diferentes asignaturas, que les ayudan con los deberes o los trabajos o les resuelven dudas.

    El sistema está diseñado para que, si un estudiante tiene un rendimiento inferior al de la media en alguna de sus clases, el propio colegio implementa un plan de estudio en el que se incluyen tutorías con el profesor para mejorar el rendimiento del estudiante.

    Las clases cuentan con tecnología punta, con pizarras digitales, laboratorios de informática, con mesas que permiten los trabajos en pequeños grupos. Además de las asignaturas tradicionales de matemáticas, ciencias, historia o inglés, los estudiantes a partir de grado 9 (3º de ESO) tienen a su disposición un listado ilimitado de asignaturas optativas a elegir: ciencias forenses, biología marina, ciencias medioambientales, anatomía, business, marketing, derecho, diseño gráfico, animación, automoción, aviación, metalurgia, cocina profesional, moda, desarrollo de videojuegos, bellas artes, dibujo, robótica, teatro, música, banda y un largo etcétera.

    Los colegios también ofrecen la posibilidad de realizar prácticas no remuneradas en empresas, y tienen un departamento de asesoramiento para el acceso a la universidad.